Al Palacio de Queluz por la Línea de Sintra

Una forma práctica de visitar uno de los más bellos palacios portugueses, sin preocuparse con los problemas del tráfico, ni con el aparcamiento. El tren de la Línea de Sintra lo deja a 20 minutos andando.

Como el ferrocarril de la Línea de Sintra llega nuevamente a la estación de Rossio, justo en el centro de Lisboa, es otra vez cómodo coger el tren para ir a Queluz y poder visitar un monumento que es excepcional bajo todos los puntos de vista: edificio, contenido y jardines. Pasado un túnel totalmente renovado, que el tren, procedente de Rossio, atraviesa a toda velocidad, surgen enseguida la estación de Campolide y el imponente Acueducto de las Aguas Libres. En adelante, el viaje no tiene casi ningún atractivo paisajístico, llegando rápidamente a Queluz. Si se baja en la estación principal (Queluz-Belas) siéntese en alguna de las acogedoras pastelerías cercanas y entusiásmese con algún dulce lleno de calorías. En ese caso, siga por la calle Antonio Enes y por la Av. da República, parcialmente transformada en alameda arborizada, que le llevará a las puertas del palacio. Si se baja en la estación siguiente, la de Monte Abraão, basta seguir las indicaciones de la carretera para llegar al palacio. El acceso final se hace por una zona de jardines, muy demandada como lugar de paseo y circuito de mantenimiento, los fines de semana. El palacio, gran objetivo de este viaje, lo mandó construir el marido de la reina D. Maria I, D. Pedro III. La construcción, inicialmente bajo la dirección de Mateus Vicente, empezó en 1.747. Más tarde, entraría en escena un segundo arquitecto, Robillon, este francés. Una razón más que, tanto desde el punto de vista de los edificios, como del arreglo de los jardines, se note la influencia del palacio preferido del rey francés contemporáneo, Luís XIV. Merecen referencia especial, en el palacio propiamente dicho, las salas del Trono, de los Embajadores y de la Música, además de la imponente Escalinata de los Leones. Acceso: por el tren de la Línea de Sintra, bajando en las estaciones de Queluz-Belas o Queluz-Monte Abraão. A tener en cuenta: para que el paseo sea más agradable, evite la hora punta de la tarde, pues el tren es muy demandado para los desplazamientos casa-trabajo. Cuando: con buen tiempo, en cualquier época del año. Otros: desde la estación de Monte Abraão, la caminata es un poco más corta y, en su parte final, se realiza a lo largo de una zona ajardinada. Comidas: Palacio d’El-Rei (T. 214350674), junto al monumento a visitar. Otros puntos de visita: Fábrica da Pólvora entre Massamá y Barcarena.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter