Sugerencias en la región 7 Regiones ALENTEJO - ÉVORA
Vista desde el Castillo de Estremoz
Embalse de Divor, Arraiolos
Castillo de Arraiolos
Tapete de Arraiolos
Pazo Ducal de Villa Viçosa
Artesanía regional
Templo romano
Sé Catedral de Évora
Plaza de Giraldo

ALENTEJO - ÉVORA

Joyas en la llanura

#mora #arraiolos #vendas novas #montemor o novo #viana do alentejo #evora #redondo #estremoz #borba #vila viçosa

Dijo Urbano Tavares Rodrigues que no había paisaje «tan lindamente portugués» como el alentejano, hecho de olivares, encinares y mieses. Tiene fama de ser seco, pero no le faltan lagos: Monte Novo, Torres, Vigia, Lucefecit, Tourega o el Divor.

 

La región presenta una inmensa riqueza y diversidad de patrimonio arquitectónico, histórico, arqueológico y natural. A los grabados rupestres de la Gruta de Escoural  y las construcciones megalíticas (antas, menhires y dólmenes, como el menhir de Outeiro, el cromlech de Almendres o el anta de Zambujeiro), se suman castillos medievales y musulmanes, iglesias y capillas, y ermitas con influencias romanas, visigóticas y mudéjares, sin olvidar las marcas de los estilos manuelino y barroco. La arquitectura militar de diferentes épocas está plasmada en los distintos castillos existentes, como los de Arraiolos, Viana do Alentejo o Montemor-o-Novo. En la artesanía, algunas de las principales manifestaciones de la provincia son los tapices de Arraiolos, los barros y los mármoles de Estremoz o los cencerros de Alcáçovas.

 

La capital de provincia, Évora, es Patrimonio Mundial de la Unesco. La armonía del conjunto urbano, admirablemente conservado, impresiona al visitante. Una ecopista por el antiguo Ramal de Mora, permite descubrir la región, a pie o en bici, en dirección a Arraiolos. Igualmente relevantes en lo que a patrimonio se refiere, son las ciudades de Estremoz y Vila Viçosa, esta última muy vinculada a los últimos reyes de Portugal.

 

La cocina local tiene por base la carne de cerdo y de cordero, el aceite, el pan y las hierbas aromáticas de los campos, que han transformado una cocina de pocos recursos en un menú muy imaginativo, arraigado en el universo popular, que comprende desde la açorda (sopa de ajo) hasta el ensopado (guisado de sopas), pasando por la sopa de cazón y los platos de caza, todo ello muy bien acompañado de los vinos regionales. Del cruce de la transmisión popular de influencias árabes y conventuales surgen las propuestas de sopa dorada, pão de rala, encharcada, barrigas de freira, toucinho de madre, abadessa, queijadas, gadanhas, pastel de requesón y sericá.

 

10 POBLACIONES

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter