Caminata por la Sierra de Sintra

Una sugerencia para un paseo andando por la sierra de Sintra que empieza y acaba en la pintoresca aldea de Penedo, entre Almoçageme y Colares. Entremedio, antiguas fincas, bellos paisajes y el ambiente casi mágico del Monte da Lua.

Este paseo, como conviene a un sendero de Sintra, tiene mucho camino de sube-y-baja. Por ello, se ofrece en varias opciones. En Penedo, salga de la plaza de la iglesia, junto al fontanal, y baje por la calzada de Santa Bárbara. Al final de la misma, siga bajando por su derecha y entre en el camino de Boca da Mata. Después de pasar por una finca a su lado derecho, con caballos, ya tiene su primera opción. La versión más corta es seguir enfrente por la curva de nivel. Después de una vereda por el medio del bosque, suba a la derecha, en "gancho" o curva y prosiga siempre, pasando entre dos fincas con ruidosos perros guardianes. Suba hasta la parte asfaltada y cuando llegue al cruce de la misma, baje a su derecha. Cinco minutos después estará nuevamente en el punto de partida. Esta opción, según el paso, corresponderá a media hora, como máximo 50 minutos. Si opta por la versión más larga, en la mencionada bifurcación o cruce, baje a la izquierda por el camino de Rio Velho, una calzada con piso irregular. Se irá acercando a la bonita Quinta do Carmo que rodeará por la derecha. Tras llegar al cruce con una carretera, suba a su derecha, y en la bifurcación siguiente, nuevamente por la derecha, entre por un camino un poco más estrecho. Otra vez podrá optar por acortar o alargar el paseo, en este último caso durará cerca de una hora y media. 50 metros después de un camino poco visible a la derecha, con indicación de «entrada prohibida», si elige la derecha, siguiendo la curva de nivel, entrará en una ancha pista que, tras contornear un embalse para apagar fuegos, a su izquierda, se transforma en una vereda cubierta por árboles. Si sigue dicha vereda, siempre en frente, sin subir a la izquierda en un cruce muy visible, desembocará junto a la finca de los caballos anteriormente referida, y a cinco minutos de Penedo. Para una caminata todavía más larga, en el lugar atrás referido, siga subiendo por la carretera. En las tres bifurcaciones más señaladas siguientes, a lo largo de la prolongada subida, elija siempre la derecha. Enseguida, después de la tercera encrucijada encontrará un ramal horizontal a su izquierda que le permite hacer un vaivén hasta el mirador de Três Cruzes, que ofrece una espléndida vista de las vegas de Sintra y de Colares. Cuando regrese a la carretera, en un cruce, suba a la izquierda. Se halla a pocas docenas de metros de la valla que protege el Convento dos Capuchos (Capuchinos) y de la taquilla. Vale la pena pagar la entrada para visitar este bien conservado retiro monacal de los Capuchinos, dedicado a la meditación y a la contemplación de la naturaleza. Para volver a Penedo, a la salida de la cerca del convento, gire a la izquierda y emprenda en sentido contrario el camino de regreso que la ha traído hasta aquí. Gire luego a la izquierda, baje y corte nuevamente a la izquierda hasta empezar a seguir la valla del Convento dos Capuchos, por su orla inferior, pasando a la vista de su cafetería. Entre por el lado de arriba del camino de Boca da Mata Boca y siga bajando siempre. En la primera bifurcación, entre en la pista que baja a la derecha y, algunos cientos de metros después, debe contornear, por la izquierda, un embalse al servicio de Protección Civil. Continúe siempre por la pista principal que se transforma en una vereda verde en medio del bosque, digna de un cuento de hadas. Minutos después, desemboca junto a la finca de los caballos por la que pasó al principio, y debe seguir subiendo hasta Penedo. Acceso: por la carretera de Malveira da Serra a Colares (EN247), cortando hacia Penedo y aparcando en la plaza de la iglesia. Inicio y fin: plaza de la iglesia, en Penedo. Extensión: cerca de 6 Km. en la versión más larga, que corresponde a dos horas y media o tres horas de marcha. A tener en cuenta: como el acceso principal a Penedo es estrecho, puede ser mejor, en Pé da Serra, salir de la EN247 (Malveira da Serra-Colares) y subir la carretera que va a Peninha. 1,5 Km. más adelante, debe cortar a la izquierda, bajar por la carretera muy visible (Camino dos Moinhos) que termina en la mencionada plaza (atención: inclinada, estrecha y sinuosa, lo que exige cierta precaución en el cruce de coches). Cuando: con buen tiempo, en cualquier época del año. Otros: el paseo ofrece diversas opciones, según la forma física y el tiempo disponible. Se recomienda llevar calzado adecuado (botas hasta el tobillo, por lo menos) y llevar una botella de agua. Comidas: Refúgio do Ciclista (T. 219280088) en Penedo (cierra domingos) y Casa de Pasto Mariazinha (T. 219280423) en Almoçageme. Otros puntos de visita: Parque de Monserrate, Palacio da Pena.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter