Sugerencias en la región 7 Regiones CENTRO
Vista sobre Manteigas, Parque Natural de la Sierra de Estrella
Queso, miel y embutidos serranos
Piódão, Aldea Histórica
Patio de la Universidad, Coimbra
Redes de pesca, Playa de Mira
Mosaico, Ruínas Romanas de Conímbriga
Fraga da Pena, Paisaje Protegido de la Sierra de Açor, Arganil
Monsanto, Aldea Histórica
Fortaleza de Almeida, Aldea Histórica

CENTRO

En donde el paisaje se encuentra con la Historia

Dão Lafões Serra da Estrela Beira Baixa Luso - Buçaco - Curia Rota da Luz Leiria - Fátima Leiria - Fátima Centro (Coimbra)

Portugal destaca, desde el punto de vista turístico, por la gran diversidad de paisajes que ofrece al visitante en un territorio que es relativamente pequeño. El Centro de Portugal presenta, por excelencia, una muestra equilibrada de lo mejor que el Continente tiene para ofrecer. El nombre Beira (vera) dice mucho acerca de este territorio situado, aproximadamente, entre los ríos Duero y Tajo. Por aquí pasó, históricamente hablando, la frontera entre los reinos cristianos y musulmanes, entre los siglos IX y XII. De ello resulta la idea de un territorio “a la vera” de un mundo diferente.   


   
Sierra y mar

 

La geografía nos muestra un territorio amplio, desde la frontera hasta el mar, y con una serie de marcas importantes. Además de la sierra de Estrela, que es una región con características especiales y, como tal, tratada aparte en esta división del territorio, impresionan los valles abiertos por los grandes ríos, como el Vouga y el Mondego, corriendo del Este al Oeste y desaguando, respectivamente, en Aveiro y Figueira da Foz.

 

Una orientación diferente tiene el Zêzere, nacido en la sierra de Estrela, al igual que el Mondego, pero que avanza, casi siempre, del noroeste al sudoeste, al encuentro del Tajo. Las playas fluviales son uno de los grandes atractivos de los destinos más interiores de esta región y están dotadas de excelentes infraestructuras de apoyo. Existe, incluso, una piscina de olas artificiales en plena sierra de Lousã – la playa fluvial de las Rocas, en Castanheira de Pera.   
     


Pueblos encantados

 

Testigos de un pasado rico y variado, existen una serie de pueblos históricos, contemplados por un programa específico de recuperación, que son lugares de obligada visita. Piódão, verdadero belén de pizarra, e Idanha-a-Velha, que vio pasar sucesivos imperios, son importantes ejemplos. Más modestas, pero sin duda merecedoras de mucha atención, son las Aldeias do Xisto (pueblos de pizarra), que representan un Centro interior pero suficientemente refrescado de verde y aguas dulces. Se trata de una red serrana que ha venido siendo recuperada y dinamizada y que ya cuenta con verdaderas historias de éxito, como Barroca, Janeiro de Cima, Aigra Nova, Fajão, Candal y Gondramaz.   


     
Ciudades con vocación

 

En la línea de la costa se desarrolló una ciudad de vocación eminentemente comercial y pesquera – Aveiro -, sacando partido de la proximidad de la pintoresca ría en donde desagua el Vouga. La dinámica Universidad de Aveiro ha contribuido bastante al desarrollo de la región. En cuanto a Coimbra, esta debe igualmente parte de su proyección a su Universidad, una de las más antiguas de Europa, que allí fue instalada en el siglo XIV. Es una ciudad histórica que estima sus tradiciones, pero que se mantiene permanentemente actualizada gracias al espíritu curioso y emprendedor de los muchos de estudiantes e investigadores que cada año se desplazan allí. Las ruinas romanas de Conímbriga, al sur de Coimbra, son las más importantes y extensas de Portugal. Figueira da Foz, marítima y encantadora, preserva aún hoy el aura de estancia de veraneo de otros tiempos, la cual combina con su faceta más cosmopolita.

 

Viseu, que un estudio reciente consideró como la mejor ciudad en donde vivir en Portugal, recuerda con cariño a Viriato (jefe de los Lusitanos) y ostenta los galardones de la buena mesa característica de Dão-Lafões. Castelo Branco, ciudad hermosa, de delicadas manos bordadoras, es también el corazón del Naturtejo, el primer geoparque portugués reconocido por la UNESCO y un baluarte del turismo de naturaleza en el Centro de Portugal.

 

La gastronomía es rica y variada. Esta comprende desde los cochinillos de Mealhada hasta la repostería conventual, pasando por la chanfaina serrana, las calderetas de la costa, la ternera de Lafões, los ovos-moles de Aveiro, la lamprea de Penacova, el arroz de Montemor-o-Velho, las empanadas, los quesos de oveja de Castelo Branco, la miel de Lousã, el licor Beirão, los vinos del Dão y los espumosos de Bairrada. La región Centro de Portugal es un verdadero pozo de virtudes.   

 

7 ÁREAS DE INTERÉS

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter