Circuito de Beja

Una vuelta por el corazón del Bajo Alentejo, entre viñedos, vestigios arqueológicos y castillos medievales, pasando por Alvito, Viana do Alentejo y Portel.

Empiece este paseo en Beja, en la rotonda al noroeste de la ciudad donde confluyen el IP8 (Ferreira do Alentejo) y el IP2 (Évora o Castro Verde). Siga hacia el sur por el IP8, y corte después, a cerca de 5 Km., hacia São Brissos, para coger la carretera secundaria que, por Trigachos y Faro do Alentejo, le llevará a Cuba. Prosiga en dirección Alvito, pasando por Vila Ruiva. Alvito es un pueblo con abundante e interesante patrimonio, por lo que vale la pena detenerse en él y darse un paseo andando por sus calles. El castillo medieval, que siempre se asemejó más a un pazo castillado que a una fortaleza, fue adaptado en los años 90 a Pousada de Portugal (Parador). Siga hacia Viana do Alentejo, famosa tierra por sus embutidos y, también, por los frescos que revisten el interior de varias iglesias, algunas de ellas ubicadas en zona rural. En los alrededores del pueblo se halla el santuario de la Virgen de Aires, quizá el más concurrido del Alentejo que alberga una sorprendente colección de exvotos desde el siglo XIX hasta la época de las guerras coloniales. Tome, ahora, dirección este, a camino de Portel, mientras divisa el extenso embalse de Alvito. Portel se ubica en la vertiente sur de la sierra del mismo nombre que separa el Alto del Bajo Alentejo. Estaba protegida por un sólido castillo del que aún se conserva una buena parte del perímetro amurallado. Suba hasta el camino de ronda y contemple las casas y toda la llanura.

 

 

A camino de Vidigueira, en vez de seguir por el IP2, desvíese un poco más al este y recorra la red de carreteras secundarias para que, así, pueda pasar por varias aldeas bastante interesantes, desde la de Vera Cruz de Marmelar hasta la de Alcaria da Serra, merecedoras de una parada. Finalmente, llegará a Vidigueira, tierra en la que Vasco da Gama vivió tras volver de la India. En un pueblo pintoresco que invita a pasear por sus calles, pasando por la torre del reloj y por la iglesia mayor, encimada por un curioso cataviento de hierro forjado. Justo al lado se hallan Vila de Frades y el que es considerado el mayor monumento de la región: las ruinas romanas de San Cucufate. Aquí existió una «villa» romana y, más tarde, un pequeño convento, cuyos constructores reaprovecharon una parte de las estructuras anteriores. Es, asimismo, tierra de buenos vinos que no puede dejar de probar. Finalmente, y ahora ya por el IP2, regrese a Beja para completar este circuito por tierras del Bajo Alentejo.

 

Acceso: por el IP2 o por el IP8 hasta Beja.

A tener en cuenta: consulte las oficinas de turismo locales para confirmar las fechas de fiestas, ferias y otros eventos, desde la romería de la Virgen de Aires (Viana do Alentejo) hasta el Congreso de las Açordas (sopas de pan), en Portel.

Extensión: cerca de 110 km.

Comidas: A Esquina (T. 284389238) y A Pipa (T. 284327043), en Beja; Adega da Lua (T. 284412200), en Cuba.

Otros puntos de visita: Mértola, Mina de São Domingos, Pomarão, Serpa.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter