Circuito de Mora y Avis

Un paseo en coche para descubrir la zona de transición entre el Ribatejo y el Alentejo, a lo largo del embalse de Maranhão, pasando por lo que se ha convertido en la atracción de la región: el Fluviario de Mora.

Este circuito que empieza y acaba en Mora, recorre una extensión no muy inferior a 200 Km., pero es una zona relativamente llana y con carreteras sin tráfico, lo que no alarga demasiado el tiempo del recorrido. Al llegar a Mora, por la variante que rodea el pueblo, siga las indicaciones para el Fluviario. Inaugurado hace poco más de un año, reproduce los hábitat característicos de los ríos portugueses y atrae a muchísimos visitantes. Siga por la carretera secundaria hacia Cabeção y, después, gire a la derecha para coger la Nacional, en dirección a Pavia. Deténgase en la curiosa anta-capilla y prosiga hasta Avis. Las dos carreteras son tranquilas, subiendo y bajando levemente al sabor de la suave topografía del terreno. Las altas murallas del castillo de Avis empiezan a divisarse a lo lejos y ya dan una idea del prestigio de esta Orden Militar, de la que saldría el fundador de la II Dinastía, D. Juan I. Se justifica parar el coche y darse una vuelta por la zona histórica, descubriendo todos los rincones y las memorias antiguas.

 

 

La salida hacia el norte, en dirección a Alter do Chão, se hace a lo largo del extenso y tranquilo embalse de Maranhão. En Alter do Chão merece la pena ver el castillo, en el centro del pueblo, y hacer un pequeño vaivén para subir hasta la pequeña y pintoresca aldea de Alter Pedroso, a 5 Km., y disfrutar de la espléndida vista sobre la campiña. Al regresar a Alter, prolongue el paseo y visite la Coudelaria Real (caballerizas reales) donde se preserva la raza del Caballo Lusitano. Prosiga hacia el norte hasta Crato, que aún tiene restos de un castillo y, seguidamente al norte, para visitar el monasterio de Flor de Rosa, que ahora se ha adaptado a Pousada (Parador). Desde Crato, el rumbo pasa a ser el oeste, por una carretera secundaria que, después de Aldeia da Mata, pasa por Cunheira, donde debe cortar hacia el sur, pasando por la estación de Torre das Vargens y siguiendo en la misma dirección hasta enlazar, a la derecha, con la carretera que va a Ponte de Sor. El regreso a Mora, después de pasar Ponte de Sor, se hace siguiendo las orillas del embalse de Montargil, entre tranquilos paisajes. Estas aguas son muy demandadas por los aficionados a diversos deportes náuticos, como se ve fácilmente al pasar por aquí.

 

 

 

Acceso: por la EN251 hasta Mora.

 

A tener en cuenta: la visita al Fluviario, según la época, puede implicar cierto tiempo de espera que puede aprovechar para visitar el cercano Parque do Açude do Gameiro.

 

Extensión: cerca de 180 km.

 

Comidas: Sal e Brasas (T. 243 618 319) y O Choupo (T. 243 618 875), en Coruche; O Afonso (T. 266 403 166), Mora.

 

Otros puntos de visita: Termas de Cabeço de Vide; Coudelaria de Alter.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter