Crucero por el Duero

Un inolvidable viaje desde Oporto hasta Régua, a bordo de los barcos de crucero turístico que suben el Duero, aprovechando el sistema de esclusas de los diversos embalses.

El paseo empieza en Oporto, junto a la Ribeira, y sube por el río, en un largo viaje de belleza sin igual. Mientras el barco se aleja del muelle, se avistan las bodegas o Caves del Vino de Oporto, en la orilla izquierda, que es la zona con más sombra y también la más azotada por los vientos del noroeste. En los primeros minutos del viaje se van pasando los puentes. El primero de ellos es el de D. Luís, a continuación el de Dña. María, y justo después el puente ferroviario de San Juan y el puente para el tráfico de coches de Freixo. Cerca de Ribeira de Abad, la anchura del río es enorme. Más arriba, está la Casa Valbom que fue donde, el 30 de junio de 1.874, se firmó el Convenio de Gramido, que puso fin al levantamiento de Patuleia. Nos acercamos, así, al embalse de Crestuma/Lever y a la esclusa que nos permite continuar este viaje aguas arriba. Enseguida nos acercamos a Melres, en donde se puede ver el lugar en el que se hacía la travesía hacia Lomba. Se suceden los pueblos y la carretera paralela a la margen del río, o “marginal”, que sigue el curso hasta el impresionante embalse de Carrapatelo, donde el paisaje cambia y los viñedos empiezan a aparecer en las laderas. El viaje continúa hasta Régua, con el río serpenteando por entre viñedos. Inicio: Oporto. Fin: Régua. A tener en cuenta: existen varias empresas en Oporto que organizan este tipo de paseos. Se pueden obtener todas las informaciones en la oficina de turismo. Normalmente este recorrido incluye almuerzo y regreso a Oporto, con salida del Cais (muelle) de Ribeira o del Cais de Gaia. Cuando: primavera o septiembre/octubre.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter