De la Desembocadura del Tua a Mirandela

De la desembocadura del Tua a Mirandela hay menos de dos horas de viaje en un tren que recuerda a un juguete. Suelen ser dos vagones, ocupando el servicio de primera clase casi la mitad de uno de ellos. Es una de las últimas líneas del ferrocarril.

El río Tua nace a 2 Km. al norte de Mirandela, donde se unen los ríos Rabaçal y Tuela. Desde allí hasta su desembocadura, en el Duero, son cerca de 55 Km. La construcción de esta línea de ferrocarril a través de los desfiladeros del río Tua, supuso un enorme reto a la ingeniería portuguesa de entonces. En el viaje de Foz Tua (Línea del Duero) a Mirandela, el tren circula despacio, en medio de un paisaje despoblado y sin casas, en el que se suceden los túneles. El panorama es único. Tras casi 30 minutos de viaje, ya se divisa la primera localidad, el apeadero de Santa Luzia. Al otro lado del río está Ameeiro. Después está São Lourenço, donde el tren sólo se detiene cuando lo pide algún pasajero o alguna persona desde fuera. Cuarenta y cinco minutos después de la salida, surge Brunheda con sus campos y frutales, en un profundo contraste con el inhóspito paisaje al comienzo del viaje. Desde Codeçais ya predomina el verde y, en Barreiro, se pueden ver las ruinas de un antiguo puente. En Cachão, el ferrocarril se aleja del río, pero sólo durante algunos quilómetros. Siguen Frechas y Latadas. Es el fin del viaje y ya se adivina, a lo lejos, Mirandela. Esta última parte del viaje se hace a lo largo de fértiles vegas que bordean el Tua y el trazado de la línea se hace menos sinuoso. La aproximación a la estación terminal coincide con la subida del nivel de las aguas, represado aguas abajo de Mirandela, para permitir la formación de un vasto espejo de agua que se ha convertido en una de las imágenes de marca de la ciudad.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter