De la Sierra de Cume al Algar do Carvão (Isla Terceira)

Un paseo por la isla Terceira, cuyos puntos de interés no se limitan solo a las bellezas de Angra do Heroísmo, Patrimonio de la Humanidad. El recorrido explora los paisajes de la zona central de la isla.

En la isla Terceira, y aunque sus puntos más fuertes estén, sin duda, ligados a los espacios urbanos (Angra do Heroísmo) y a los "imperios" (sobre todo en los pueblos del norte de la isla), podemos seleccionar un recorrido que explora una serie de intereses paisajísticos y geológicos muy atractivos. Se trata del conjunto de la sierra de Cume, que se halla en la zona centro-oriental de la isla, y de Algar do Carvão, exactamente en su punto interior central. La sierra de Cume, montaña de forma alargada, orientada principalmente al noroeste-sudeste, se alza de forma abrupta sobre una amplia plataforma plana, completamente llena de "cerrados" - designación local para indicar la compartimentación en forma de cuadrícula, con muros de piedra suelta, que define los pastos de esta parte de la isla, con un bello efecto visual, si se mira desde esta sierra. Desde Praia da Vitória, o de las Lajes, por la carretera que pasa por Fontinhas, se llega a la desviación que sube a la sierra de Cume (el piso podrá estar en mal estado). Se puede subir también por la vía rápida (autovía) Angra do Heroísmo-Praia da Vitória, más o menos a mitad de este trayecto, por una desviación que está señalada. Desde sus 545 metros de altitud (casi la altitud de la sierra de Sintra), la vista que se ofrece, a poniente, es deslumbrante, en el mirador que se halla junto a la carretera (acabado en 2.008), sobre los "cerrados" abajo, con las minúsculas vaquitas pastando en el amplio y luminoso verde. Al otro lado, la vista llega hasta el aeropuerto de Lajes y Praia da Vitória, imponente en el amplio espacio rural del «Ramo Verde» de por medio. En lo alto, el cerro natural presenta compartimentos excavados en la época de la II Guerra Mundial, cuando se temió una invasión (nazi o aliada). Al Algar do Carvão se accede desde la misma autovía, por una desviación que está también señalada. Es una reserva natural geológica, formada por grutas con cerca de 100 metros de profundidad, con impresionantes estalactitas y estalagmitas, y una laguna interior, cuyos accesos fueron modernizados hace algunos años. En sus cercanías, al aire libre, las grutas de azufre, con sus fumarolas, completan el marco ideal para los volcanólatras.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter