De Torre de Moncorvo a Miranda do Douro

Desde las laderas de las sierras de Reboredo y Mogadouro, junto al Parque Natural del Duero Internacional, hasta Miranda, es un paseo por el Portugal profundo, entre escarpas, muros de piedra, viñedos y castaños.

Antes de empezar esta jornada, visite la zona antigua de Torre de Moncorvo y pruebe las almendras cubiertas. Las encontrará en la pastelería Flor de Amêndoa, junto a la plaza de la iglesia. Siga después en dirección a Carviçais, donde además de la iglesia mayor, de 1.702, hay un famoso restaurante, "O Artur", para degustar los platos de la región - ternera mirandesa y "alheiras", entre otros más. Después se halla Freixo de Espada-à-Cinta, la tierra más manuelina (estilo arquitectónico del reinado de D. Manuel I) de Portugal. Allí nació el escritor Guerra Junqueiro. Situada en la región demarcada del Duero, donde se cultivan almendros y se conserva aún la tradición de la producción de sede, desde el gusano hasta el hilo, tejedura y bordado de las piezas más bellas. Y, ahora, la magia del Duero nos lleva a Penedo Durão. El paisaje es avasallador. Al fondo, a lo lejos, discurre el río Duero. Si el día está claro se puede ver Salamanca y, a su alrededor, las sierras de Poiares y Candedo hasta perderse de vista. Vuelva otra vez a Freixo y a Carviçais. Si ya es hora de comer, aproveche para acercarse al referido "Artur". Continuando con el paseo, siguiendo por la EN221 en dirección a Mogadouro, se llega a Lagoaça. Visite el mirador de Cruzinha y sus campos de olivos y naranjales. Regrese a la carretera nacional y siga en dirección a Mogadouro. En la ciudad de Castelo Branco, visite la iglesia mayor del siglo XVI y la capilla de la Virgen de Vila Velha, santuario de culto muy antiguo, que cristianiza las ruinas de un castro luso-romano que existía allí. En Mogadouro, tierra de templarios, visite el castillo y el mirador de San Cristóbal. Siguen los castillo de Penas Roías, cuyo inicio de su construcción data de 1.166, por orden de Gualdin Paes, Maestre General de los Templarios, y Algoso, una de las fortalezas medievales más importantes del este trasmontano, que recuerda las guerras con León, a los que se accede por la EN 219 hacia Vimioso. Desde Vimioso tome la dirección de Miranda do Douro. A la entrada de la ciudad puede admirar también la iglesia románica de Malhadas. Y el paseo termina dentro de la ciudad amurallada.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter