Sugerencias en la región 7 Regiones NORTE ALENTEJANO

NORTE ALENTEJANO

En donde las ciudades son miradores

#nisa #gaviao #castelo de vide #marvao #crato #portalegre #ponte de sor #alter do chão #avis #fronteira #monforte #arronches #campo maior #elvas #sousel

Haciendo la transición de la llanura, al sur, a la landa beirana, al norte, la región de Portalegre se divide entre un horizonte llano a perder de vista y la elevación imponente de la sierra de S. Mamede, una zona montañosa con más de mil metros de altitud, rica en fauna y flora y parque natural. El pico de S. Mamede (1.025 m), que es el punto más elevado al sur del Tajo, domina Marvão, Castelo de Vide y Portalegre. Desde lo alto se avistan, hacia el norte, la sierra de Estrela y, hacia el este, la Extremadura española.

 

Ciudad “cercada de sierras, vientos, peñascos, olivos y alcornoques”, como magistralmente la caracterizó José Régio, Portalegre se despliega a media ladera, en  anfiteatro, en la vertiente occidental de la sierra de S. Mamede. Es una ciudad tradicional, pero que ha sabido renovar la zona histórica con cuidado. Esta misma característica – una implantación alta – la encontramos en otras ciudades de la región como Marvão, asomada en lo alto de un peñasco rocoso, y Castelo de Vide, a media ladera, y es también en puntos altos donde se hallan castillos como Alegrete.

 

La defensa de la frontera fue, durante siglos, una preocupación fundamental. Por ello existen plazas fuertes,  como Elvas, verdadera joya de la arquitectura militar, en donde el perímetro amurallado principal está apoyado por dos fuertes, el de Gracia y el de Santa Lucía. También Campo Maior y Ouguela eran puntos clave de defensa de esta frontera y son, también, muy interesantes en lo que a patrimonio se refiere. Marcaron igualmente el patrimonio las órdenes militares, que dejaron múltiples señales en las villas de Avis y de Crato. Cabe referir, además, la herencia judía en Castelo de Vide.

 

De la placidez de la llanura nacieron los cereales. Del relieve agreste de la sierra, el pastoreo. En la tierra que da el pan de las sopas y las açordas, las vistas se disuelven en el punto en el que el cielo toca la tierra. Pero en el Alto Alentejo, también nos maravillan los olores y los colores. Los olores que van desde los cilantros al perejil, pasando por el romero o los cardos, y  los colores de las mieses maduras en verano, de los castaños en otoño y del verde fresco del suelo con las primeras lluvias del invierno, rematando con el blanco de las margaritas y el rojo de las amapolas cuando la primavera se anuncia.

 

La Fiesta de las Flores de Campo Maior, que no tiene una periodicidad cierta y se realiza cuando el pueblo lo decide, es una de las manifestaciones populares que más visitantes atrae a la región. En esta misma ciudad, el museo del Café perpetúa la memoria de la importancia económica que la molienda y la torrefacción han tenido y aún hoy tienen en la región. Las termas de Cabeço de Vide y la Coudelaria Real de Alter do Chão, capital del caballo lusitano, son otros de los atractivos turísticos del Alto Alentejo.

15 POBLACIONES

NUESTROS FAVORITOS AQUÍ CERCA

Prod. regionales
Restaurantes
Festivales
Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter