Desde Campo da Ataca hasta Caldas das Taipas

Un recorrido por la zona norte de Guimarães, con todos los ingredientes para un día muy agradable: Historia, patrimonio y paisaje. El mirador de São Mamede es un punto de obligada visita.

El acceso a Campo da Ataca se hace por la carretera de Guimarães hacia São Torcato y Póvoa de Lanhoso. Recorridos los primeros 600 metros de esta carretera, verá a la izquierda el restaurante Florêncio. Cerca de 2 Km. más allá, gire a la derecha hacia Campo da Ataca, el lugar donde se entabló, el 24 de julio de 1.128, la batalla de San Mamede, con la cual D. Alfonso Henríquez dio un paso decisivo hacia la conquista del Condado Portucalense. Tras pasar una muralla de piedra, se llega a una era, en donde se hallan los «Afonsinhos», que simbolizan los combatientes de hace ocho siglos. Siga por la izquierda hacia la Rua do Campo da Ataca (vaya con atención, pues la desviación es poco visible) y 8 Km. después de São Torcato baje a la izquierda, saliendo de la EN 207-4, en dirección a Póvoa de Lanhoso. Se siguen dos desviaciones a la derecha hacia el santuario de Porto d’ Ave - una réplica del Buen Jesús de Braga -, construido en el siglo XVIII, gracias a las riquezas procedentes de Brasil. En la iglesia existe un pequeño museo de arte sacro. Continúe por la misma carretera, suba a la izquierda y, en la EN 207, siga en dirección a Póvoa de Lanhoso. En la misma dirección, ya en la EN 205, se encontrará con el pueblo de Fonte Arcada. Visite su iglesia, una obra prima del románico miñoto, que es el único vestigio del desaparecido convento benedictino del siglo XI. En este pueblo se cree que nació la legendaria Maria da Fonte. Continúe su paseo y visite el castillo de Lanhoso, del siglo IX, con su Torre del Homenaje. El castillo quedó casi totalmente destruido en el siglo XVII para proveer de piedra a la construcción del santuario de la Virgen del Pilar. Situado en lo alto del macizo de Laje Grande, es un mirador privilegiado sobre los valles de los ríos Ave y Cávado. Al regresar del castillo, gire a la izquierda por la curva de nivel, en una bifurcación que se halla bien visible. Este atajo enlaza con la EN 103, en donde deberá girar a la derecha y subir cerca de 5 Km. hasta encontrar las indicaciones hacia el mirador de San Mamede o de los «Quatro Rios» – Miño, Lima, Ave y Cávado. Haga una pausa y contemple uno de los mejores paisajes del Miño. Cuando regrese a Póvoa de Lanhoso, salga de la EN101 sólo en el segundo cruce («Póvoa de Lanhoso/ Cabeceiras»). Siga en dirección a «Taipas/ Guimarães» y después «Sameiro/ Galegos». En el trayecto hacia Taipas pasará por los santuarios del Buen Jesús y de Sameiro y por la Citania de Briteiros. Siempre bajando por la EN 309, tendrá, a la izquierda, el acceso al museo de la Cultura Castreña, y, un poco más adelante, el cruce a la derecha hacia Caldas das Taipas, una estancia termal que se remonta al tiempo de los romanos y en donde termina este recorrido. Inicio: Campo da Ataca. Fin: Caldas das Taipas. Extensión: 80 Km.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter