Desde la Sierra al Mar

Un viaje que va desde los verdes paisajes de la sierra de Monchique hasta las bellezas del litoral de la Costa Vicentina, pasando por pueblos típicos como Marmelete y terminando en Odeceixe, la frontera con el Alentejo.

Este paseo empieza en la pintoresca ciudad de Monchique que bien merece una visita. Si hace buen tiempo, podrá empezar subiendo a lo alto de Fóia para apreciar la vista. Si le gusta la aventura, tiene a su disposición una serie de pequeñas carreteras asfaltadas que serpentean sierra abajo y desembocan al sur de Monchique, tanto en la carretera hacia Portimão, como ya en la derivación hacia Marmelete y Aljezur. Independientemente del camino que elija, coja la EN267, pasando por Casais y Marmelete (Caldas de Monchique se sitúan al sur, por la continuación de la carretera hacia Portimão). Son pueblos típicos, emplazados a media ladera y en donde predominan las casas tradicionales, que aún poseen azoteas y chimeneas tradicionales. Los primeros kilómetros, además de sinuosos, son un poco estrechos, por lo que se recomienda alguna precaución. Esta primera parte del camino se hace hacia el oeste, por una carretera que sube y baja, por entre algarrobos, olivos y alcornoques, mezclados con algún eucaliptal. El mar va surgiendo al fondo y, desde este ángulo, se constata que Aljezur lo conforman dos aglomerados distintos, cada uno de ellos ocupando colinas separadas por el río homónimo. El más interior es, también, el más reciente. Del lado del mar se halla el pueblo más antiguo, distribuido por la curva de nivel y dominado por las ruinas del castillo. Antes de seguir hacia el norte, en dirección a Odeceixe, podrá girar a la izquierda, siguiendo la orilla derecha del río hasta su desembocadura, junto a la bonita playa de Amoreira. Desde aquí hacia el norte, se suceden ramales que salen en dirección al mar, unos de asfalto y otros de tierra, que permiten acceder a una infinidad de pequeñas playas, tanto desde Maria Vinagre, como de Rogil. Antes de iniciar la sinuosa bajada hacia la aldea de Odeceixe, podrá ser interesante girar a la izquierda y explorar los caminos que, a través de la meseta, conducen directamente al extremo sur de la playa de Odeceixe. Es una de las vistas más deslumbrantes de esta costa, puesto que se ve la desembocadura y los meandros del río Ceixe, así como los peñascos que rematan, al sur, este hermoso arenal. Es la playa de todas las transiciones, entre el Alentejo y el Algarve, y entre los baños de mar y los baños de río. Acceso: desde Monchique, cogiendo la carretera hacia Aljezur (EN267). A tener en cuenta: puede conectar este paseo con otro sugerido en este capítulo, entre Aljezur y la playa de Amado. Extensión: cerca de 60 Km. Comidas: Estalagem Abrigo da Montanha (T. 282912131), en Monchique y A Nossa Tasca (T. 282491675), en la EN266, en Palheiros. En el regreso: Caldas de Monchique; playas de Arrifana, Carrapateira y Amado.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter