Dulces Regionales



Los dulces regionales en Portugal están íntimamente relacionados con los dulces confeccionados en los conventos. Estos espacios de recogimiento eran una especie de centros gastronómicos donde la abundancia de alimentos era una característica sobradamente conocida. Fue, por lo tanto, en los conventos femeninos a partir de los siglos XV y XVI que, los dulces alcanzaron su esplendor, debido sobre todo a la alta producción de azúcar que hizo destacar a Portugal en el resto de Europa.

 

Los conventos, con productos de calidad y con muchísimo tiempo disponible para las recetas, eran los grandes centros pasteleros. No para la venta, si no para consumo interno en los grandes banquetes. Las rivalidades entre monasterios eran de tal orden que el secreto de la confección era premisa obligatoria entre las monjas. Sin embargo, después de la extinción de las órdenes religiosas, los conventos los vendían para conseguir mantener la supervivencia.

 

Hoy en día, las recetas saltaron los gruesos muros de los conventos y fueron a parar directamente a las pastelerías que los venden aunque ya no son las recetas 100% fieles al original. Es que la pastelería es un arte de circunstancia, y como tal se tiene que saber adaptar a los tiempos que corren.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter