Sugerencias en la región 7 Regiones ALENTEJO NORTE ALENTEJANO ELVAS
Puerta de las Murallas en Elvas
Acueducto de Amoreira
Castillo de Elvas
Padrón de Elvas
Plaza de la República y Catedral
Jardín Municipal
Castillo de Fontalva
Convento de St.ª Clara
Río Guadiana

ELVAS

Centinela de la frontera alentejana

#nisa #gaviao #castelo de vide #marvao #crato #portalegre #ponte de sor #alter do chão #avis #fronteira #monforte #arronches #campo maior #elvas #sousel

Dominando, desde lo alto de una colina con 320 metros de altitud, los valles del Caia y del Guadiana, así como a la llanura que los une, Elvas es un lugar lleno de historia. Llegó a ser la quinta ciudad portuguesa en importancia. Por su posición, cercana a la frontera, asumió un rol defensivo fundamental, puesto que controlaba el comienzo de la vía hacia Lisboa. Por este motivo, Elvas se ha desarrollado como una verdadera ciudad-museo, con fortificaciones de varias épocas, desde las murallas medievales hasta los baluartes seiscentistas. Al perímetro abaluartado, que pasó a rodear la ciudad después de la Restauración, se sumaron, en dos montes frente a la muralla, dos fuertes de grandes dimensiones: el de Santa Lucía y el de Gracia. Otro ejemplo de la ingeniería es el acueducto de Amoreira, que abastecía a la ciudad, y que representa otro de sus monumentos simbólicos. Tras siglos de guerras con Castilla, Elvas siguió basando su existencia en su situación fronteriza. Primero, con la llegada de los ferrocarriles, en 1.864, conectados a la red de ferrocarriles españoles y a la que, por aquel entonces, era la Europa civilizada. Después, se asistió al florecimiento de todas las actividades económicas relacionadas con la importación y exportación de mercancías, no siempre cien por ciento legales - es preciso referirlo. Con la construcción europea y el fin de las fronteras, Elvas busca, ahora, otro motor para la economía local. Si la plataforma logística puede desempeñar algún papel a ese nivel, no cabe duda de que la valorización del patrimonio es lo que atraerá a más visitantes y aportará mayores beneficios. Por algún motivo, en 1.942, Antonio Ferro mandó instalar aquí el primer Parador de Portugal, la llamada Pousada de Santa Lucía, que aún hoy posee uno de los restaurantes más famosos de la región.

15 POBLACIONES

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter