La Travesía del Tajo



Lisboa sólo puede ser verdaderamente admirada desde el Tajo. Por ello sugerimos este paseo en forma de anillo hasta Almada, regresando por el Cais do Sodré. Coja el tren para dicha ciudad en cualquiera de las estaciones que se mencionan. Los enlaces son muchos y muy frecuentes. Tras pocos minutos de viaje por las "traseras" de las Avenidas Novas, el tren empieza a seguir por el valle de Alcántara, lo que proporciona las primeras vistas panorámicas de la Lisboa ribereña, con sus antiguos parques de Ajuda (Instituto de Agronomía, a la derecha) y de las Necesidades (Ministerio de Asuntos Exteriores, a la izquierda) que se ve muy bien. La travesía del Tajo por el tablero inferior del puente es un momento único, y el viajero no sabe si ha de mirar por la ventanilla izquierda, en dirección al Terreiro do Paço, o por la derecha, en dirección a la desembocadura. Un túnel conduce a la estación de Pragal, donde acaba esta primera parte del viaje. El moderno metro de la orilla sur de Lisboa (Margem Sul) proporciona, desde Diciembre de 2.008, una cómoda y rápida conexión con el muelle de Cacilhas (aunque también hay varios autobuses que hacen este mismo recorrido) en el que debe coger el barco para Lisboa. Si le apetece andar un poco, encamínese a la parte alta de Almada (pasando cerca del Hospital y sobre la Plaza del Peaje) y empiece a bajar hacia Cacilhas, siempre atento a las señales, a la izquierda, que indican los accesos a la zona histórica y al ascensor panorámico que lo bajará al Cais (muelle) de Ginjal.

 

Independientemente de la manera como haya llegado a este muelle (en ascensor o por metro a Cacilhas), merece la pena recorrerlo porque tiene muy buenas vistas, así como buenos restaurantes y terrazas para todos los gustos, algunas de estas terrazas, las mejores, ubicadas en la base del ascensor. En verano, es inolvidable el espectáculo de contemplar el ocaso sobre Lisboa, cuando las luces de la ciudad empiezan a encenderse. Ya sólo le queda coger el barco "cacilheiro" de vuelta a Cais do Sodré y contemplar la ciudad desde el río. Si mira hacia el Terreiro do Paço y el Arco de la Rua Augusta, le parecerá que se halla sentado en la butaca de un cine viendo la apertura de la película "Canção de Lisboa" (Cottinelli Telmo) o algunas escenas de "Recordações da Casa Amarela» (João César Monteiro).

 

Acceso: por el ferrocarril de la Línea del Sur, con salida de las estaciones de Oriente, Roma-Areeiro o Entre-Campos, todas ellas conectadas con la red del Metro. Regrese por el muelle de Cacilhas, cogiendo el barco que le lleva al Cais do Sodré.

A tener en cuenta: para que este paseo sea más agradable, evite las horas punta de mañana y tarde, puesto que, tanto el tren como los barcos, son muy usados en los desplazamientos casa-trabajo.

Cuando: con buen tiempo, en cualquier época del año.

Otros: desde la estación de Pragal, igual puede coger el denominado Metro da Margem Sul, para bajar hasta Cacilhas, como seguir andando cerca del hospital hasta la zona alta de Almada, siguiendo por la zona histórica y subiendo en el ascensor panorámico para ir al extremo oeste del (muelle) Cais do Ginjal.

Comidas: Restaurantes y terrazas de Cais do Ginjal con vistas de Lisboa, sobre todo el Atira-te ao Rio (T. 212751380).

Otros puntos de visita: Mirador del Fuerte de Almada, Santuario de Cristo-Rey.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter