Ruta del Sudoeste Alentejano

Todos los secretos del litoral alentejano, entre Sines y Odeceixe, en pleno Parque Natural del Sudoeste Alentejano y de la Costa Vicentina, casi siempre contemplando el mar.

Salga de Sines por la carretera hacia el sur, girando enseguida en São Torpes, y coja la carretera que lleva a Porto Covo, siempre con el mar a la vista. Visite Porto Covo y siga hacia la isla de Pessegueiro, fortaleza marítima que defendía esta costa. La carretera secundaria que acompaña la costa al sur, da acceso, a la derecha, a varias playas interesantes y poco modificadas por el hombre, como la de Ribeira da Azenha o de Malhão. Si no hay mucho tráfico, vale la pena acercarse a la desembocadura del río Mira y, después, al puerto pesquero que queda al norte de Milfontes. Las vistas del mar y del río son ampliamente compensadoras. Vuelva, nuevamente, a la carretera hacia el sur, aunque por poco tiempo, pues cerca de 10 km. más adelante, tiene que girar a la derecha para conocer una de las más bonitas playas de la región, la de Almograve. Se divide en dos partes: una playa en medio de acantilados, al norte y, más al sur, un arenal rodeado de altas dunas variopintas. Desde aquí mismo puede seguir a Cabo Sardão sin coger la carretera principal. Para ello, basta seguir las indicaciones en dirección a la aldea de Cavaleiro.

 

 

Es uno de los puntos más extraordinarios de esta costa, con acantilados de pizarra, cortados por cabos de arena e islotes que bajan a pique hasta el mar. Si su coche tiene tracción a las cuatro ruedas, puede seguir siempre hacia el sur hasta la entrada de Zambujeira do Mar. Si no es así, siga desde Cavaleiro hacia el interior hasta que aparezcan, a su derecha, las indicaciones para Zambujeira. Por un camino o por el otro pasará, obligatoriamente, por la Entrada da Barca, pequeño puerto pesquero con algunos buenos restaurantes. Desde Zambujeira siga para Praia do Carvalhal, siguiendo la pista, unas veces de asfalto, otras de tierra, que va paralela al mar, por lo alto del acantilado. Es una sucesión de playas de agua fría y azotadas por el mar, pero muy bonitas. A camino de la carretera nacional (EN120, hacia Lagos y Sagres) pasará también por Azenha, otro pintoresco puerto pesquero con algunos restaurantes especializados en pescado. Cuando llegue a la carretera nacional, ya estará a media docena de kilómetros de Odeceixe. Su playa la divide al medio el río Ceixe que forma frontera entre el Alentejo y el Algarve. El río, los acantilados y el arenal, convierten a esta playa en un lugar verdaderamente único.

 

Acceso: por la A2 hasta Grândola y por el IC33 hasta Sines.

 

A tener en cuenta: este itinerario puede estar algo congestionado en Agosto, durante la época de playa.

 

Extensión: cerca de 90 km.

 

Comidas: Tasca do Celso (T. 283 996 753), en Vila Nova de Milfontes, O Sacas (T. 283 961 151), en la carretera de Barca/Zambujeira do Mar.

 

Otros puntos de visita: el castillo de Santiago do Cacém, el embalse de Morgavel.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter