Sugerencias en la región 7 Regiones LISBOA CASCAIS - ESTORIL - SINTRA - MAFRA SINTRA
Palacio de Pena
Palacio y Quinta da Regaleira
Torres del Palacio Nacional de Sintra (Palacio de la Villa)
Museo del Juguete
Muralla del Castillo de los Moros
Travesseiros de Piriquita (pastel típico)
Playa y piscinas naturales de Azenhas do Mar
Tranvía centenarío en la Playa de Maçãs
Cabo de Roca

SINTRA

Joya romántica en la sierra

#mafra #sintra #cascais #oeiras

Por su rara belleza, Sintra se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Portugal y que más ha encantado a escritores, tanto portugueses como extranjeros. El poeta inglés Lord Byron, que en 1.809 estuvo alojado en el Hotel Lawrence’s (que todavía existe actualmente) fue uno de los grandes responsables por la fama internacional de esta villa, elevada a Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La villa posee características muy especiales, con muchos chalets ajardinados, palacetes y edificios de pequeña dimensión. A veces, con casas antiguas, dispuestas a lo largo de callejuelas de sabor medieval, como ocurre entre el Palacio, Volta do Duche y el edificio neo-manuelino del Ayuntamiento (Paços do Concelho). En medio de todo ello, se alzan construcciones de mayor porte. La más imponente de todas es el Palacio de la Villa, identificable a distancia por sus dos enormes chimeneas, que como decía el escritor Eça de Queirós, son «colosales, desmesuradas, resumiéndolo todo, como si dicha residencia fuera, toda ella, una cocina hecha a medida de la glotonería de un rey que cada día se come todo un reino». En la cresta de la sierra, se alzan dos monumentos inseparables de la imagen de Sintra: el reconstruido Castillo de los Moros y el Palacio de Pena, multicolor y de decoración exuberante, un verdadero palacio romántico del siglo XIX. La sierra, en sí misma, es un monumento natural, con zonas de bosques densos, lagunas, peñas graníticas y helechos sombríos, en buena hora clasificada como Parque Natural. Y, esparciéndose hasta Colares, surge una sucesión de parques y edificios notables: la Finca de Regaleira, otro palacete historicista exuberantemente decorado, el Hotel Palácio de Seteais, el Parque de Montserrat y varias fincas nobles, como las de Capela o Carmo. Dispone de una línea de ferrocarril que enlaza con Lisboa, además de otro transporte sobre carriles, que es una joya histórica: el tranvía o eléctrico rural. Nos transporta en un verdadero viaje a través del tiempo, mientras baja desde la villa hasta la vega de Colares y Praia das Maçãs.

4 POBLACIONES

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter