Viaje a las Casas de Paja

Un recorrido que va de Funchal a Camacha y al Santo da Serra, pasando por Faial y Santana con sus típicas casitas, obra-prima de la arquitectura popular.

Subiendo la carretera desde Funchal, en dirección noreste, se llega al pueblo de Camacha, que era anteriormente una estancia de veraneo para los funchalenses acomodados. Hoy día, el mayor interés de Camacha está en la observación de la producción artesanal de artículos de mimbre, que sus gentes fabrican en pequeños talleres y en sus casas, a veces junto a la carretera. La venta de estos objetos a los turistas representa uno de los focos económicos locales. La carretera que se construyó se hizo acompañando siempre el sinuoso trayecto de la Levada da Serra. Después, por Águas Mansas y João Frino, aldea marcadamente rural, se llega al Santo da Serra, zona que cuenta también con muchas "quintas" y tradición de estancia de vacaciones - véase la Quinta do Santo, junto al centro del pueblo, con abundante flora y fauna. Siguiendo por la carretera, se encuentra el mirador de Portela, con amplia vista de la costa noreste de la isla. Se divisa el alto promontorio de Penha de Águia, que separa las localidades de Porto da Cruz y Faial, en un notable conjunto paisajístico de casas que se esparcen por las laderas rurales y arboladas. Porto da Cruz tiene gran tradición fabril, asociada a la producción de caña-de-azúcar. Hoy todavía, existe una máquina que funciona (para hacer aguardiente de caña) y son visibles chimeneas y construcciones del mundo de la arqueología industrial. Contorneando Penha de Águia, pasando el riachuelo (con el puente destruido por las riadas de hace 20 años), se llega a Faial, 15 Km. después de Porto da Cruz. La subida se hace ahora por Santana, se pasa por un mirador con amplia vista sobre la orla costera, a noreste, hasta la punta de S. Lourenço, con muchos acantilados y "fajãs" (terrenos fértiles junto al mar). Campos agrícolas muy compartimentados, protegidos con setos de bambú y, a veces, con las tradicionales casas con tejados de colmo que dan un carácter muy original al paisaje local. Continuando hacia San Jorge, más al noroeste, se encuentran algunos alojamientos tradicionales (“Casa das Proteas”, en el sitio de Felpa, y, más adelante, la “Quinta do Arco”, en Lagoa, en Arco de São Jorge).

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter