Bienvenido

Factos y pistas útiles sobre Portugal

 

 

 

Cotidiano

 

De los portugueses se dice, generalmente, que son afables y hospitalarios, lo que es natural. Naturalmente simpáticos y acogedores, reciben a los visitantes de brazos abiertos. Están orgullosos de su país, de sus hábitos y tradiciones y les encanta enseñar su país.

 

En la vida de todos los días, uno de los hábitos más enraizados es el acto de ir a beber café. Casi ningún portugués perdona el café después de las comidas aunque lo más común no es beberlo en casa. Se aprovecha para ir a la calle, aunque sea a la cafetería de la esquina, y echar un rato con los vecinos o con los amigos.

 

Durante la semana, y principalmente en las ciudades, la vida es muy agitada, entre la casa, el trabajo y el tráfico. Sin embargo, eso no impide que a los portugueses les guste mucho salir por la noche, principalmente a partir del jueves. Restaurantes, cine, teatros, bares y discotecas se llenan de gente, en su mayoría jóvenes, que buscan distraerse y divertirse. Los fines de semana, siempre que el sol brilla, a gente intenta estar al aire libre, y los jardines, parques y terrazas casi no son suficientes para tantas personas. Por otro lado y, como a los portugueses les encanta hacer compras, tampoco perdonan una vuelta hasta el centro comercial más cercano.

 

Lejos del estrés de la ciudad, encontramos pueblos y aldeas características, donde el ritmo de vida es más lento y tranquilo. Muchas de esas localidades mantienen modos de vida muy propios, en los que las personas se dedican a las actividades agrícolas, a la artesanía y a la pequeña industria. Con tiempo para todo, las personas viven en mayor comunidad y les gusta juntarse para charlar en los soportales o en la plaza principal del pueblo. Es común encontrar, a final de la tarde, a los hombres sentados en los bancos de las plazas charlando o jugando a las cartas, dejando al tiempo pasar.

 

Historia y Economía

 

Portugal es una de las naciones más antiguas de Europa, habiendo sido, a lo largo de los siglos, visitado por diversos pueblos que dejaron vestigios de su paso por tierras lusitanas. D. Afonso Henriques, declarado primer Rey de Portugal en 1143, le fue ganando terreno a los Moros, en dirección al sur, reclamando Lisboa para el país incluso antes de su muerte. La conquista de Alentejo y de Algarve tardaría un siglo más, época en la que las fronteras de la nación quedaron definidas.

 

Una fase que marcó la Historia de Portugal fue, sin duda, la época de los Descubrimientos. En los siglos XV y XVI, Portugal era una de las capitales europeas más ricas e influyentes. Los descubrimientos marítimos dieron origen a una gran riqueza monumental (Convento de Mafra, Monasterio de los Jerónimos, Convento de Tomar, entre otros) y un estilo arquitectónico propio al que se le dio el nombre de Manuelino.

 

Portugal fue una monarquía hasta 1910, época en la que la república fue proclamada. En la década de los 30, António Salazar instituyó el "Estado Nuevo", una época de dictadura en el país. Tan sólo el 25 de abril de 1974, fue restituida una república democrática. Portugal forma parte de la Unión Europea desde 1986.

 

En lo referente a la economía, en los años siguientes a la entrada en la Unión Europea y con la ayuda de los fondos comunitarios, el país conoció una gran modernización en todos los ámbitos. A la par del cosmopolitismo de las grandes ciudades, como Lisboa y Oporto, el país conserva un encanto rural en sus pueblos y aldeas bien preservadas.

 

Clima y Geografía

 

De clima ameno, es un país que mantiene temperaturas agradables incluso en invierno. Está localizado junto al mar, queda en la Península Ibérica, siendo el país más occidental de Europa. Su territorio alcanza una notable diversidad paisajística, donde sobresale una línea costera repleta de excelentes playas, las zonas montañosas del norte y las amplias llanuras de Alentejo al sur.

 

Cambios y Moneda

 

Hasta 2002, la moneda oficial de Portugal era el Escudo, fue sustituido por el Euro, moneda única adoptada por 12 países de la Unión Europea. Los bancos portugueses y las diversas oficinas de cambio aceptan billetes y monedas extranjeras con la intención de cambiarlas por euros. Puede además cambiar dinero en las máquinas automáticas de cambio, disponibles 24 horas al día. La Visa, Aces/Mastercard, American Express y tarjetas semejantes se aceptan en la mayor parte de las tiendas y restaurantes, siendo una buena opción alternativa. Los cajeros ATN están ampliamente diseminadas y son fiables.

 

Transportes y Comunicaciones

 

Portugal dispone de una buena red de transportes públicos, garantizada por autobuses, trenes e incluso vuelos internos. Aparte de estas soluciones, puede fácilmente alquilar un coche en un rent-a-car y seguir su propio camino y horario.

 

En el ámbito de las comunicaciones, es posible enviar y recibir cartas, postales, pedidos e incluso dinero a través de los CTT - Correos de Portugal, tanto por correo normal como por correo azul (urgente).

 

Los teléfonos públicos abundan en las calles, siendo posible llamar también a partir de establecimientos comerciales, principalmente en las cafeterías. Para realizar una llamada puede utilizar dinero, o comprar tarjetas telefónicas, que son generalmente más económicos.

 

Los puestos de acceso a Internet están disponibles en varios lugares (hoteles, cafeterías y centros de acceso públicos). Algunas ciudades disponen de acceso gratuito, a través de la red wireless, en determinadas zonas, como jardines, centros comerciales y otras zonas de ocio.

Ver todas las regiones

Follow LifecoolerEs on Twitter